La realidad virtual está revolucionando la terapia para el trastorno por consumo de sustancias

La terapia de realidad virtual ha demostrado ser beneficiosa para diferentes afecciones de salud mental. ¿Esto también es válido para el trastorno por uso de sustancias? Echemos un vistazo a los hallazgos más recientes para ver cómo la realidad virtual podría ser la intervención terapéutica que tus pacientes necesitan para controlar sus adicciones. Muchas personas alrededor del mundo padecen de alguna forma de adicción a drogas o trastorno por uso de sustancias (TUS). Debido a la naturaleza cíclica de la abstinencia y las recaídas, por ejemplo con el trastorno por consumo de alcohol (AUD), la dificultad arraigada en el manejo de estas enfermedades cerebrales puede desanimar a quienes más desean dejar de consumir drogas y llevar una vida más sana. Por lo tanto, el conocimiento de tal hecho requiere un enfoque terapéutico multidisciplinario que confronte el carácter crónico del TUS y, al mismo tiempo, aborde los problemas emocionales o mentales subyacentes que pueden avivar las ansias de consumo continuo de drogas.Una herramienta prometedora que se incluye en este arsenal terapéutico y que podría conferir tales soluciones a las personas con TUS es la realidad virtual (VR).Aquí tienes un breve compendio de hallazgos de varios estudios que demuestran la eficacia de la realidad virtual en el TUS.

La terapia de realidad virtual potencia la autoeficacia en personas con adicciones

La terapia de realidad virtual induce la respuesta a la exposición a señales mientras fomenta un entorno controlado

Los factores importantes que pueden influir en la superación de las adicciones a las drogas son los entornos de alto riesgo y la reactividad de las señales. Sin embargo, el uso de la realidad virtual ayuda a exponer a los pacientes a ciertas señales sin el riesgo concomitante de un entorno real de alto riesgo.Para demostrar que la terapia de realidad virtual induce reactividad a las señales, consideremos una revisión sistemática de Segawa et al. que evaluó 37 artículos sobre la exposición de señales multisensoriales de RV y la reactividad de señales. En un estudio de resonancia magnética funcional, los investigadores Lee et al. demostraron la activación de la corteza anterior ante los estímulos de nicotina con realidad virtual. En otros estudios que investigaron el antojo, la inducción de este se produjo en respuesta a la exposición a señales de realidad virtual. Complementando este último conjunto de investigaciones, se encuentra otro hallazgo incluido por Bordnick et al. que demostró que la inducción de antojos es posible mediante señales virtuales proximales y complejas.Dicho todo esto, la capacidad de la realidad virtual para inducir una respuesta ante las señales sienta las bases para que los terapeutas introduzcan y refuercen ciertos comportamientos positivos o habilidades de afrontamiento adecuadas.

La terapia de realidad virtual potencia la autoeficacia en personas con adicciones

La realidad virtual establece un entorno controlado para pacientes con adicciones. Anticipa una posible situación de alto riesgo en la vida real e induce antojos mediante señales específicas. Esto, en su conjunto, es importante porque a través de esta exposición a señales virtuales repetidas pero controladas, los pacientes pueden desarrollar y perfeccionar sus habilidades de afrontamiento preventivo u otras acciones conductuales. En otras palabras, los pacientes pueden reducir su probabilidad de experimentar lapsos que podrían resultar en el uso de drogas una vez más y, a la inversa, encontrar una sensación de auto-empoderamiento.Un claro ejemplo que apuntala la utilidad de la realidad virtual en este sentido es un estudio de Bordnick et al., en el que los investigadores evaluaron la eficacia de 10 sesiones semanales de terapia virtual cognitivo-conductual (VCBT) en fumadores. Estas sesiones comprendieron la exposición de señales graduales e individualizadas, junto con el entrenamiento de habilidades de afrontamiento guiado por un terapeuta y la terapia de reemplazo de nicotina. Los investigadores observaron que el consumo de cigarrillos y la reducción del deseo eran mayores en las personas que no se sometieron a VCBT y solo recibieron terapia de reemplazo de nicotina. Los beneficios adicionales de VCBT incluyeron una mayor tasa de retención y una mayor confianza en sí mismo después de la finalización de la intervención, así como mejores habilidades de afrontamiento durante los informes de seguimiento.Evidentemente, la realidad virtual puede desempeñar un papel fundamental en el cambio de comportamiento de la adicción. Ya sea mediante el desarrollo de habilidades de afrontamiento, la reducción de los antojos o el impulso del autoempoderamiento, los pacientes pueden beneficiarse de la integración de la realidad virtual en las sesiones de terapia.

RV + intervenciones terapéuticas = mejor manejo de los trastornos

Volviendo a la revisión sistémica de Segawa et al., los autores concluyeron que, si bien la inducción del deseo mediante la realidad virtual es eficaz en los trastornos por uso de sustancias, los resultados no son consistentes entre las terapias basadas únicamente en la exposición virtual a señales relacionadas con sustancias. ¿Eso sugiere la exclusión de la terapia de RV en las sesiones con pacientes con TUS? No. Más bien, existe la oportunidad de integrar una herramienta de realidad virtual respaldada por la evidencia como un enfoque de tratamiento complementario para los pacientes. Es la combinación de la RV y, por ejemplo, las intervenciones cognitivo-conductuales lo que promete una mayor probabilidad de éxito en la prevención de recaídas y una mejor gestión de la enfermedad. Por esta razón, Amelia Virtual Care se enorgullece de anunciar la última incorporación a la plataforma de realidad virtual para pacientes, una nueva área terapéutica para Trastornos Adictivos, con un nuevo entorno en la Terraza de un bar.La terapia de realidad virtual potencia la autoeficacia en personas con adicciones

Vamos a la terraza de un bar

“Terraza de un bar” es un entorno virtual, en el que los pacientes con TUS se encuentran sentados con un avatar acompañante en un bar con terraza. El bar está en un bulevar de una ciudad turística e internacional, donde se pueden encontrar diferentes lugares y los avatar transeúntes están paseando. Alrededor del paciente hay diferentes tipos de señales, todas ellas se pueden configurar con distintas variables. Por ejemplo, puede haber un avatar bebiendo de cerca y de lejos, otro avatar traficando drogas. Incluso podría haber empresas que vendan parafernalia relacionada con diferentes sustancias, como objetos relacionados con cannabis. Independientemente de la señal específica en sí, los terapeutas y los pacientes trabajan en conjunto para controlar los antojos inducidos y reforzar las técnicas de prevención de recaídas. Con el tiempo, mediante la realidad virtual y las intervenciones terapéuticas adicionales, los pacientes con TUS pueden volver a tomar el control de sus vidas y experimentar mejores resultados generales. Si está interesado en descubrir más sobre nuestro nuevo entorno de realidad virtual para tratamientos de trastornos por uso de sustancias, ¡no dude en contactarnos para una demostración gratuita!