Superando la aerofobia: Cómo vencer el Miedo a Volar y viajar por el mundo

La aerofobia, o el miedo a volar, es una de las fobias más comunes. Sólo en Estados Unidos, afecta a más de 25 millones de adultos. Puede afectar a personas de todas las edades y orígenes, y puede limitar o dificultar los viajes.

Muchas personas se ponen nerviosas al volar, pero para una población mucho más pequeña, el miedo es tan grave que cumple los criterios para un diagnóstico de fobia. Pero incluso, aun sin tener un diagnóstico de fobia, hay quienes sufren de ansiedad y preocupaciones al volar que termina afectando gravemente a su vida.

En esta entrada del blog, hablaremos de qué es la aerofobia, cómo puede tratarse y cómo se puede ayudar a superar el miedo a volar utilizando la tecnología de realidad virtual.

Causas del miedo a volar

Hay muchas razones por las que alguien puede desarrollar aerofobia, pero las más comunes son:

  • Haber tenido una experiencia negativa al volar
  • Miedo a la muerte o a las lesiones
  • Claustrofobia – miedo a los espacios cerrados pequeños
  • Ansiedad por las alturas
  • Falta de control o de comprensión del proceso de vuelo
  • La representación de los vuelos como algo peligroso por los medios

Síntomas del miedo a volar 

El miedo a volar es una auténtica fobia que puede impedir que la gente viaje, incluso en vuelos nacionales cortos.

Los síntomas físicos de la aerofobia pueden incluir una sensación de pánico, falta de aliento, corazón acelerado, náuseas y mareos. Para algunas personas, el simple hecho de pensar en subir a un avión puede ser suficiente para provocar estos síntomas.

Estos síntomas físicos pueden ser muy perjudiciales para la salud mental y el bienestar. Pueden hacer que una persona se sienta ansiosa y con pánico, lo que lleva a una sensación de impotencia. Esto puede ser muy perjudicial para la salud mental de una persona y puede hacer que evite y rechace oportunidades de viajar que, de otro modo, podrían beneficiarle, como viajar por un trabajo, o viajar para reencontrarse con un ser querido.

Cómo superar la ansiedad a volar

El miedo a volar, o aerofobia, puede tratarse de varias maneras. Algunas personas pueden beneficiarse de la terapia o la medicación, mientras que otras pueden encontrar que la terapia de exposición es la mejor solución para ellas. También hay varias técnicas de autoayuda que pueden utilizarse para superar el miedo a volar.

Una de las formas más comunes de tratar la aerofobia es la terapia cognitivo-conductual (TCC). La TCC es una terapia a corto plazo, orientada a objetivos, que se centra en los pensamientos, sentimientos y comportamientos que están causando problemas.

La TCC para el miedo a volar suele incluir la terapia de exposición, que es un tipo de tratamiento que expone gradualmente a la persona a su miedo en un entorno seguro y controlado. El objetivo de la terapia de exposición es ayudar a la persona a sentirse menos ansiosa y más cómoda con su miedo.

La terapia de exposición puede realizarse de muchas maneras, pero un método cada vez más popular es la terapia de exposición de realidad virtual. Este tipo de terapia de exposición utiliza imágenes generadas por ordenador para exponer a la persona a su miedo.

Realidad virtual para el miedo a volar

La tecnología de realidad virtual ha avanzado mucho en los últimos años. Puede crear escenarios realistas de entornos de vuelo que permiten a la gente experimentar lo que es volar sin subirse realmente a un avión. Esto puede ayudar a las personas a enfrentarse a sus miedos y comprender que no corren peligro mientras están en un avión. Además, la investigación científica apoya la terapia de RV para la aerofobia.

La RV de Amelia ofrece una herramienta para que los profesionales de la salud mental complementen la terapia tradicional con sus pacientes. Varios estudios han demostrado que los entornos de realidad virtual pueden ser eficaces junto a tratamientos como la terapia cognitivo-conductual (TCC). Los entornos de RV son totalmente inmersivos y permiten al profesional controlar los parámetros, yendo al propio ritmo del paciente. 

Si deseas más información sobre nuestros entornos de RV y cómo implementarlos en tu consulta, ponte en contacto con nosotros para obtener una demostración gratuita.