Salud digital: Cómo se aplica e implementa en la salud mental

Salud digital es un término utilizado para describir la tecnología en la industria de la salud. Puede incluir todo, desde los registros médicos electrónicos (EMR) hasta el seguimiento de los datos de los pacientes a través de dispositivos móviles. La aplicación e implementación de la salud digital han adquirido una importancia creciente en los últimos años, ya que cada vez más personas utilizan la tecnología para gestionar su salud.

A menudo hay confusión en cuanto al término «salud digital«, ya que parece ser un término amplio que la gente utiliza para describir la medicina digital y la terapéutica digital. La salud digital incluye tecnologías y plataformas que responden a necesidades relacionadas con el bienestar o la salud y recogen y almacenan información sanitaria, pero no se utiliza como herramienta médica ni requiere pruebas clínicas. En cambio, la medicina digital y la terapéutica digital están más reguladas y los productos se basan en pruebas científicas.

Las tecnologías digitales son ahora un componente esencial de la vida cotidiana, y la población mundial nunca ha estado más conectada. Por ello, la innovación, especialmente en el ámbito digital, se produce a un ritmo sin precedentes.

La salud digital apoya los tratamientos tradicionales

La salud digital no es una «solución rápida» ni un sustituto de la atención sanitaria tradicional, sino una potenciación. Proporciona a los pacientes más información y acceso a la asistencia, al tiempo que les permite tomar el control de su propia salud. Al complementar la atención tradicional con herramientas de salud digital, podemos mejorar los resultados de los pacientes y crear un sistema sanitario más eficiente y eficaz.

Las soluciones digitales funcionan mejor cuando forman parte del sistema sanitario existente y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud digital debe apoyar la continuidad de la atención.

Las herramientas de salud digital pueden ayudarnos a ser más proactivos con respecto a nuestra salud. Pueden darnos la información que necesitamos para tomar decisiones informadas sobre nuestra salud y bienestar.

Tecnología en la salud mental

Las herramientas digitales de salud mental son un área de la salud digital que ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años. Hay muchas razones para ello, pero una de ellas es que la salud mental sigue estando estigmatizada y a menudo se considera un tabú. Esto significa que es menos probable que la gente busque terapia o asesoramiento tradicional cara a cara.

Durante la pandemia de COVID-19, se produjo un aumento significativo del uso de plataformas de teleterapia, ya que las precauciones de seguridad justificaban el distanciamiento social. Muchas empresas descubrieron que la teleterapia facilitaba el acceso a la atención y permitía a los pacientes obtener la ayuda que necesitaban en un formato cómodo y conveniente.

Las herramientas digitales de salud mental tienen muchas formas, como las aplicaciones que hacen un seguimiento del estado de ánimo, los servicios de terapia en línea, la terapia de realidad virtual (RV), entre otros.

 

La realidad virtual ha demostrado ser una herramienta eficaz

La realidad virtual es eficaz para trabajar en una amplia gama de trastornos mentales. La RV utiliza la tecnología para exponer a los pacientes a sus desencadenantes de ansiedad. La terapia de exposición tiene como objetivo ayudar a las personas a superar su miedo a determinadas situaciones u objetos exponiendo gradualmente a la persona a la cosa que teme en un entorno seguro y controlado.

Otra ventaja de la RV es que muchas aplicaciones permiten a los pacientes continuar su terapia en casa, lo que aumenta notablemente el éxito del tratamiento a largo plazo.

Si estás interesado en aplicar la RV en tu consulta, ponte en contacto con nosotros para una demostración o para cualquier pregunta que pueda tener.