Los principales factores de estrés de 2022 y cómo afrontarlos

No es ningún secreto que el mundo es un lugar estresante. En 2022, hay algunas cosas que pueden causar estrés a la gente. Desde la inestabilidad política hasta la incertidumbre económica, este artículo analizará los principales factores de estrés del año y cómo afrontarlos.

Política y economía

La inestabilidad política y el actual clima político han creado divisiones y fracturas en las relaciones y han dejado a muchos en la incertidumbre sobre su futuro. Esto puede causar un estrés excesivo, llevando a las personas por caminos poco saludables si lo dejan pasar sin control. Las personas pueden hacer frente a la inestabilidad política cuidando su salud mental y siendo conscientes de sus sentimientos cada día.

La economía lleva bastante tiempo en un estado de cambio, y 2022 tiene el potencial de ser aún peor. Con el aumento de la automatización y la inteligencia artificial, muchos puestos de trabajo corren el riesgo de ser sustituidos. Esto provoca mucho estrés y ansiedad en las personas que están preocupadas por su futuro. La economía tampoco se ha recuperado del todo de la pandemia, y la gente sigue sintiendo sus efectos a nivel mundial. Una forma de hacer frente a la incertidumbre económica es ahorrar dinero siempre que se pueda y prepararse para los tiempos difíciles que se avecinan.

El cambio climático

Los efectos del cambio climático son cada vez más evidentes, lo que está causando mucho estrés a la población de todo el mundo. Con el aumento de las catástrofes naturales, las inundaciones y las sequías, es difícil saber qué nos depara el futuro. Mantenerse informado sobre las últimas noticias y prepararse para las emergencias son varias maneras de hacer frente a este tipo de estrés. 

El agotamiento de la pandemia

Incluso después de dos años, la pandemia de COVID-19 tiene a la gente en vilo. Parece que cada día hay un nuevo acontecimiento, y es difícil seguir el ritmo. El estrés de todo esto puede ser demasiado para algunas personas, y acaban desarrollando síntomas de salud mental graves si lo dejan pasar demasiado tiempo.

El “burnout” se caracteriza por el agotamiento físico, emocional y mental. Las personas que sufren de agotamiento pueden sentir que no pueden hacer nada bien, y todo puede parecer una lucha. Pueden sentirse irritables y desesperanzados. Además, el agotamiento puede provocar síntomas físicos como dolores de cabeza, dolor de pecho y fatiga.

El autocuidado es esencial para quienes experimentan agotamiento. Dormir lo suficiente y hacer ejercicio, así como tomarse descansos cuando sea necesario, son otras formas de gestionar el estrés del agotamiento pandémico.

Utilizar la realidad virtual para afrontar el estrés

La realidad virtual (RV) puede ser una forma muy eficaz de afrontar el estrés. Puede ayudar a las personas a evadirse de los problemas y las presiones de su vida cotidiana, proporcionándoles una sensación de relajación y calma. 

Los entornos de RV inmersivos ayudan a las personas a relajarse y a centrar sus pensamientos en cosas positivas. Algunos entornos están diseñados para quienes sufren trastornos de ansiedad o fobias. La realidad virtual también puede ayudar a las personas con otras afecciones, como el TEPT (trastorno de estrés postraumático) y la adicción.  Otros entornos de realidad virtual pueden ser adecuados para cualquiera, como aquellos que  ayudan con técnicas de relajación y “mindfulness”. Proporciona un entorno seguro y controlado para que los pacientes se enfrenten a sus problemas, y puede ayudarles a aprender nuevos mecanismos para afrontarlos.

Si quieres saber más sobre cómo la realidad virtual puede ayudar a tus pacientes a complementar su tratamiento con prácticas de mindfulness, ponte en contacto con Amelia para concertar una sesión de demostración y resolver cualquier duda que tengas.